Una solución al CREAA, más allá de la pelea partidista

Raquel Rodríguez reflexiona sobre el CREAA
Publicado el: 05/12/2022

Tras dos años y medio de un intenso pero discreto trabajo, desde el Gobierno de Alcorcón dimos luz verde al proceso que podría dar una solución al CREAA, a raíz de una solicitud de una productora para la instalación de un “hub audiovisual” que, de realizarse, contaría también con un centro tecnológico de I+D+i y de formación.

Creo que no ando desencaminada cuando afirmo que, a día de hoy, cualquier vecina o vecino de Alcorcón está de acuerdo en que hay que dar una solución a este espacio. Siempre desde la prudencia que supone una iniciativa que, de momento, se encuentra en su primera fase y está a la espera toda una serie de trabajos técnicos y administraciones indispensables, creo humildemente que nuestro Gobierno ha dado un buen primer paso en esta dirección.

No deja de sorprenderme que, más allá de la cuestión haya podido convertirse, aunque sea remotamente, en otro motivo para la pelea partidista. Y no deja de sorprenderme porque me aventuraría a afirmar que nadie cuerdo y honesto quiere que el CREAA continúe en la situación de parálisis y desaprovechamiento en el que se encuentra desde hace más de una década.

Los partidos políticos deben decidir si ser parte de la solución o ser parte del problema. Y lo decimos nosotras, que pertenecemos a una formación política, Ganar Alcorcón, a la que le sería relativamente fácil levantar una gran polvareda culpando a unos y otros sobre el pasado, ya que ni si quiera existíamos cuando en 2007 comenzaron las obras. Sin embargo, esta actitud aportaría poco al municipio, que lo único que quiere es una solución cuanto antes.

La solución al CREAA es hoy una oportunidad para debatir sobre qué ciudad queremos para el futuro. ¿Apostamos por la innovación, el I+D+i y sectores económicos que dejen empleos estables en el municipio o continuamos en la senda de la ciudad dormitorio donde uno “pasa” por Alcorcón de casa al trabajo con una parada ocasional en algún centro comercial?

Como hemos planteado con nuestra vocación de que convertirnos en Capital del Reciclaje, para lo que ESMASA es punta de lanza, nuestro proyecto para una Ciudad Violeta que cuide desde la cercanía o la necesidad urgente de rejuvenecer Alcorcón, es el momento de que tomemos decisiones en el presente pensando el municipio que queremos para el futuro. Es el momento de dialogar sobre si queremos ciudades para dormir o ciudades para vivir, porque no es lo mismo.

También necesitamos a la oposición en este debate, y la necesitamos con una actitud constructiva. Si vuelven a abonarse a la contra por sistema, a la simplificación, al insulto y a la mentira estarán cometiendo, nuevamente, un error que acabarán pagando todas las vecinas y vecinos.

Este proceso abre una oportunidad donde la oposición puede buscar nuevas alternativas y defender el modelo de ciudad al que aspiran. No existe mayor ejercicio de lealtad hacia Alcorcón. Más que nada porque, una vez tengamos una solución definitiva, deberíamos remar todas a una para que se ejecute cuanto antes. Pensar en otra cosa, hoy, es simplemente irresponsable.

Cuando a finales de 2021 la política discute sobre lo que pudo haber ocurrido en 2007 está fracasando. Sin embargo, cuando la política debate sobre el Alcorcón que podemos tener en 2030, acierta: construye ilusiones, enciende las esperanzas y empieza a dibujar un futuro colectivo que forja el orgullo de toda la ciudad.

Alcorcón necesita una solución al CREAA, más allá de la pelea partidista. Porque la política sólo es útil cuando ofrece perspectivas de futuro y demuestra que las instituciones democráticas son capaces de transformar las diferencias políticas en proyectos que sean positivos para toda la ciudad.

Raquel Rodríguez es concejala de Desarrollo Económico, Formación, Empleo, Feminismo y Presidenta del IMEPE

Este artículo se publicó el 22 de noviembre de 2021 en Noticias para Municipios

Noticias relacionadas

Opinión: Libertad en el andén

Opinión: Libertad en el andén

El compañero Andrés nos trae su artículo de opinión «Libertad en el andén», donde reflexiona sobre el recorte del 10% en el servicio del Metro realizado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid y su relación con las políticas que buscan convertir la región en una guarida fiscal para los millonarios.

leer más