Opinión: Libertad en el andén

El artículo de opinión "Libertad en el Andén" reflexiona sobre el recorte en el servicio de Metro por parte de la Comunidad de Madrid
Publicado el: 29/11/2022

El compañero Andrés nos trae su artículo de opinión «Libertad en el andén», donde reflexiona sobre el recorte del 10% en el servicio del Metro realizado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid y su relación con las políticas que buscan convertir la región en una guarida fiscal para los millonarios.

La Comunidad de Madrid ha decidido retirar el 10% de los trenes de Metro por el aumento del precio de la luz. Detrás de esta decisión, que tanto perjudica a los trabajadores y estudiantes de Alcorcón y de toda la región, está el antiguo Alcalde de Alcorcón, David Pérez. “Es una medida razonable y necesaria” decía, ¡qué gran gestor! Enrique Ossorio, el portavoz del Gobierno de la Comunidad, dice: “La reducción apenas se traduce en que los usuarios apenas tengamos que esperar unos segundos más entre un tren y otro”, ¡otro fantástico gestor!, para quitarse el sombrero.

Este cuento de que no hay dinero sería creíble si la Comunidad de Madrid no se estuviera convirtiendo en una guarida fiscal para millonarios dentro del Estado. Los gobiernos del PP han renunciado sistemáticamente a cobrar los impuestos a los ricos. Tal y como mostró Yago Álvarez en El Salto, estas políticas respecto a impuestos como el de Sucesiones y Donaciones o el de Patrimonio suponen unos 4.600 millones de euros menos de ingresos al año, más de un 20% del presupuesto total de la Comunidad.

Esto se traduce, como estamos viendo en el caso del Metro, en peores servicios públicos, que son más necesarios cuantos menos recursos tiene una persona. Precisamente quienes más se benefician de estas medidas fiscales son los que menos necesitan coger el Metro, ir a un colegio público o pedir cita en la sanidad pública. Por consecuencia ellos tendrán cada día más dinero en sus bolsillos (o en sus cuentas en el extranjero) y nosotros más minutos en el andén y menos espacio luego en el vagón. ¡Libertad!

Dinero, eso sí, que no falte para los Toni Cantó de hoy en su Oficina del Español, o los Santiago Abascal de ayer en la Agencia de Protección de Datos de Madrid o la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social. A los amigos, así como a los hermanos, hay que cuidarlos, no vaya a ser que les toque coger el Metro.

Las medidas que propuso Unidas Podemos en las elecciones de 2021 para el Metro de Madrid, tales como la reducción del precio de los abonos y de las tarifas, el aumento de frecuencias o el incremento de la oferta de empleo público, deben ser profundizadas en las próximas citas electorales, porque nuestra región tiene los recursos suficientes para mejorar nuestros servicios públicos. No nos merecemos esta nefasta gestión.

Noticias relacionadas