Ganar Alcorcón denuncia la situación de la residencia de mayores: sin personal, sin aseo y sin comida

Residencia de mayores en Alcorcón
Publicado el: 29/11/2022

Ganar Alcorcón denuncia la situación de la residencia de mayores del municipio. Tras hablar con residentes, plantilla y familiares, los municipalistas ponen la alarma sobre este centro, gestionado por la Comunidad de Madrid, que han calificado el trato a sus residentes como “inhumano”

“La situación es alarmante. Falta personal y, en consecuencia, la plantilla se encuentra desbordada. Esto empeora la atención a nuestros mayores hasta niveles inhumanos. Me he acercado personalmente a comprobar la situación. Tanto residentes como familiares y plantilla pueden contar con nosotros.”, así de rotundo fue Jesús Santos, tte. Alcalde y portavoz de Ganar Alcorcón.

Santos ha visitado la residencia, donde ha podido comprobar de primera mano la situación que están viviendo tanto el personal como los mayores y sus familiares.

“Lo que nos cuentan es una verdadera película de terror. Personas mayores sin la atención mínima que merecen, que no reciben aseo, que a veces incluso no reciben la comida o la atención básica de enfermería. La calidad de la comida deja mucho que desear… Nuestros mayores deberían estar siendo cuidados en condiciones y disfrutando de su jubilación, no sufriendo. Es injusto”  añaden.

Los municipalistas exigen a la Comunidad de Madrid que dé una solución a este problema mediante la contratación de más personal, la dotación de medios suficientes para dar un servicio en condiciones y una auditoría independiente del servicio para garantizar el bienestar de los mayores residentes.

  • “No sé si hoy podrán dar de comer a mi madre en condiciones”

El problema lo confirma públicamente la Marea de Residencias en redes sociales: “Nuestros familiares siguen tratados de manera inadecuada, las trabajadoras están desbordadas y agotadas… no puede ser que una trabajadora tenga que atender a 20 dependientes, cada persona mayor necesita su tiempo”

“Este fin de semana el personal que hay en la residencia es ínfimo. Es imposible trabajar en estas condiciones. A mi madre le tocaba ducharla ayer y levantarla de la cama… inviable, porque solamente había 2 trabajadoras para 40 residentes que son grandes dependientes. Es absolutamente imposible que les atiendan” relata Mariví Nieto, que es portavoz de la plataforma de familiares en Alcorcón y miembro de la Marea de Residencias

“Por falta de personal, mi hermana y yo hemos tenido que levantar a mi madre de la cama a las 11 de la mañana, lavarla, vestirla… porque las personas trabajadoras no dan abasto, están llorando ahí. Esto me parece indignante” denuncia otra familiar

“Ya no estamos hablando de que les saquen a pasear, sino de que les aseen, les den de desayunar, hagan sus cambios posturales, sus cambios de pañal… No lo pueden hacer, es inviable” continúa Mariví, alertando de que “las bajas no se cubren, cada vez hay menos personal. Las trabajadoras están agotadas, física y psicológicamente… y los familiares como no.”

La situación es tan alarmante que que “yo no sé si hoy podrán dar de comer a mi madre en condiciones o si tendrán que dejarle a la mitad del plato porque no les dé tiempo de darle de comer. Es una situación insostenible. Están abandonados”

“Me he apañado yo sola” narra Josefa, un de las residentes que explica cómo, junto con su marido, han encontrado acomodo por su propia cuenta durante la mañana en la residencia ante la falta de personal.

  • Personal absolutamente desbordado: “Esta falta de personal no la había visto nunca”

Todas las fuentes apuntas a que el problema principal de la residencia es la falta de personal. Esta situación impide ofrecer una asistencia suficiente a las personas residentes y, a la vez, supone una carga laboral, física y psicológica enorme sobre las trabajadoras de la residencia.

“Quiero dejar claro que tanto los usuarios como sus familiares nos hablan muy bien de las trabajadoras y trabajadores del centro pero que son totalmente insuficientes” remarca Santos a la vez que denuncia, que “Hay 2 enfermeras para 216 pacientes o 2 o 3 auxiliares para 40 grandes dependientes, dependiendo del día. La falta de personal está suponiendo un grave perjuicio para los residentes”

“No llegan. No les dan la medicación, se la tienen que dar también los auxiliares ¿Cuánta carga de trabajo tiene esa gente?” se pregunta Mariví y sentencia que “no se sostiene por ningún lado. Es indigno, es inhumano”

Algo que también denuncian, de manera anónima, desde la plantilla. Cuando hay bajas: “tenemos que asumir el trabajo de la gente que falta, lógicamente, pero es que al final, las que venimos tenemos que asumir el doble de trabajo” y relatan que “lo ideal sería que cuando desayunan estuvieran levantados, pero hay gente que desayuna en la cama porque no nos da tiempo a levantarlos y a asearlos”.

Cuando desayunan en la cama, muchas veces lo hacen “con orines y deposiciones” por falta de aseo.  “Hacemos todo lo que podemos, pero no es suficiente. Llega un momento que te frustras. Te vas reventada” lamentan y apuntan “este domingo, no se han terminado de levantar a los residentes hasta las 11:45”.

Otra trabajadora anónima subraya: “En esta casa llevo 14 años, pero lo que estoy viendo ahora de falta de personal no lo he visto nunca. Siempre ha habido falta de personal, pero es que ahora ya es importantísimo”

  • Una situación inhumana y peligrosa para los residentes

Todas y todos coinciden en que la situación es inhumana y que, de no ponerle solución, podría llegar a ser peligrosa para los mayores residentes.

“Los ascensores están sin bloquear, con el peligro que eso supone para que ciertas personas se puedan perder” advierte otra, que también añade que “es inviable llegar a todo” por la falta de personal.

También ponen la alarma sobre la falta personas de enfermería: “Nosotras somos técnicos, pero no somos diplomadas. Nosotros deberíamos tener una diplomada aquí al lado. Nos obligan a dar una medicación que nosotras no estamos preparadas para darla. Deberíamos tener una diplomada delante para dar la medicación, pero no están porque no pueden. Hoy mismo sólo hay 2 enfermeras para toda la residencia… nos obligan a dar esa medicación sin que la enfermera esté delante”

En ocasiones, puede llegar a haber 1 Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería para 20 mayores residentes, lo que impide que se pueda ofrecer un servicio adecuado y digno.

“Somos muy poquitos. En el cuadrante hay puesto una serie de técnicas en cuidados auxiliares de enfermería de los cuales muchas de ellos no vienen porque les tocan librar, porque están de baja o les toca ir al médico”, relata otra trabajadora anónima quien reclama para los residentes “una asistencia digna, que tengan una alimentación, una higiene y un cuidado como merecen”

Entre otras funciones, el TCAE tiene que estar pendiente para que los mayores puedan bajar al comedor cuando necesiten ayuda, supervisar para que se tomen la medicación en tiempo y forma, garantizar su aseo, que coman e incluso acompañarles a sesiones de fisioterapia, a la peluquería o a consultas externas

Los municipalistas temen que en los documentos y planillas diarias no se esté siendo riguroso al dar parte de cuánto personal está cubriendo el servicio. Por esta razón, reclaman una auditoría independiente para evaluar qué está ocurriendo realmente y supervisar que la residencia cuenta con el personal y los medios suficientes para ofrecer una atención digna a nuestros mayores.

Noticias relacionadas