Ganar Alcorcón denuncia la situación de las personas mayores de la Residencia de la Comunidad de Madrid en la localidad

Publicado el: 07/12/2022

Ganar Alcorcón denuncia la situación de las personas mayores de la Residencia de la Comunidad de Madrid en la localidad

Las condiciones a las que se ven sometidas las personas mayores por falta de medios humanos les llevan a situaciones indignas y peligrosas para su seguridad física y psíquica.

Varios concejales del Grupo Municipal Ganar Alcorcón han visitado la Residencia de Mayores de la Comunidad de Madrid en Alcorcón acompañados por familiares de residentes. Han constatado la urgencia de tomar medidas inmediatas, y de que se mantengan a largo plazo para garantizar el bienestar de las personas mayores.

La Plataforma de Amigos y Familiares de la Residencia de Mayores de Alcorcón lleva años denunciando la mala atención que reciben allí personas que, en todos los casos, tienen distintos grados de dependencia.

En esta reivindicación, la Plataforma va de la mano de los trabajadores y trabajadoras de la Residencia, que sufren la falta de recursos, pero, principalmente, las consecuencias que día a día se producen en la atención a las personas residentes derivadas de un exceso de trabajo, que acaba repercutiendo en bajas laborales que no se cubren.

Los incidentes están relacionados, mayoritariamente, con la falta de limpieza en la Residencia, la insuficiencia del aseo de las personas Mayores, la pérdida de ropa, caídas y otras deficiencias graves, que en algunos casos derivan en unas consecuencias de suma gravedad.

Desde Ganar Alcorcón alertan de la perentoriedad de la situación.

Los familiares denuncian la falta de transparencia en la gestión de la Residencia. Han solicitado reiteradamente, pero sin éxito, datos sobre la ratio de profesionales por cada persona interna. Incluso, han visto reducirse su horario de visitas, especialmente en los horarios de la comida, lo que les alerta porque creen que esto constata que la falta de personal provoca una mala atención a las personas que requieren de apoyo para alimentarse. Siendo así, cuando las familias llegan a visitar  a las personas internas descubren que, por ejemplo, el zumo que toman a media mañana algunas no se lo han podido tomar, bien porque no han podido alcanzar a él, o bien porque se han echado encima la bebida intentando atraerla hacia sí, viendo el zumo delante y sin poder consumirlo.

La insuficiencia de plazas en este tipo de ayuda lleva a personas que están en buenas condiciones cognitivas – que pueden conversar, participar en juegos de mesa o actividades lúdicas – a compartir planta con personas en un estado muy avanzado de deterioro. Esto provoca que el escaso personal de la planta debe atender prioritariamente a las personas que más necesidades tienen, relegando a aquellas otras que necesitan atenciones aparentemente menos imperantes, como pueden ser las sociales. Esto produce un deterioro en su estado cognitivo y psicológico. Los familiares denuncian que no participan de las actividades lúdicas porque los técnicos no pueden llevarles, y pasan horas y días sin ningún tipo de atención en este sentido. Denuncian que es frecuente encontrarles mirando al infinito por la ventana, llorando o gritando.

Actualmente la Residencia solo acepta a personas con grado de dependencia III, el mayor de todos: este hecho vendrá a empeorar la situación de las personas allí residentes, que no verán aumentada la ratio de profesionales por interno.

Las respuestas de la Gerencia del Centro, o también de la Agencia Madrileña de Atención Social,  a las innumerables quejas interpuestas por los familiares sobre las condiciones indignas en las que se encuentran nuestros mayores,  es el silencio.

Ganar Alcorcón denuncia que la falta de recursos que la Comunidad de Madrid provee a la Residencia de Mayores de Alcorcón lleva a una insuficiente atención por la que no es capaz de garantizar la seguridad, la salud física y psíquica y la dignidad de las personas mayores.

Asimismo, critica la pasividad y la ausencia de esfuerzos del equipo de Gobierno del Partido Popular en Alcorcón, incapaz de reconocer la insuficiencia de medios en la Residencia que lleva a una situación límite a las personas mayores, familiares y trabajadores. A esta pasividad hay que sumar la opinión de alguna persona relevante de este gobierno, como José Fadón, Defensor de Familia, Infancia y Mayores, quien recientemente, tras reconocer que sabe “de memoria” todo lo que está pasando en esta Residencia, declaró en la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones celebrada el pasado día 8 de febrero, tras el ruego de que, tanto el Gobierno municipal como el propio Defensor de Mayores, tomen cartas en el asunto tras las quejas de los familiares por el lamentable estado de este centro, que “el problema no es en sí la Residencia, el problema en sí es alguna de las funcionarias de la Residencia, que se toman el trabajo como quieren y ya está”. Es lamentable esta falta de sensibilidad y responsabilidad.

El portavoz de Ganar Alcorcón, Jesús Santos, declara que: “En uno y otro caso, se demuestra que el Gobierno del Partido Popular se caracteriza por no tener en cuenta las necesidades más básicas de las personas, especialmente las de los mayores dependientes, que ven vulnerados sus derechos al entrar en la Residencia de Alcorcón por las condiciones allí existentes. Los servicios públicos deben prestar la atención de calidad que les corresponde a estas personas y sus familias; pero, en vez de garantizar la calidad de vida y la dignidad de los mayores, se convierten en espacios decadentes en los que se les aparca como muebles hasta morir con las necesidades básicas, incluidas las sociales, mal cubiertas”.

Noticias relacionadas