Candidatura de Unidad Popular

Alcorcón atraviesa por uno de los períodos más oscuros y tristes de su historia reciente. Se encuentra sumido en una grave crisis política.

En la anterior legislatura el Gobierno municipal del PP, amparado en su mayoría absoluta, recortó servicios públicos, redujo a la mínima expresión las políticas sociales en un momento de especiales dificultades de las familias, despidió empleados y empleadas municipales, aumentó impuestos y tasas a los vecinos y vecinas, limitó los derechos de la oposición y gestionó la ciudad al margen de las necesidades de mantenimiento, limpieza, etc., que reclamaba la ciudadanía; fracasó en su proyecto Eurovegas, que quería convertir Alcorcón en una ciudad del juego, de las mafias y de los prostíbulos.

Tras las elecciones municipales de mayo de 2015, el PP perdió la mayoría absoluta, pero mantiene la Alcaldía sustentando por 10 concejales de los 27 que conforman la Corporación Municipal, a pesar de haber obtenido menos votos que la otra candidata que se postulaba en el Pleno de investidura.

Pese a gobernar en minoría su manera de actuar y gestionar ha seguido siendo la misma pese a las advertencias de la oposición:

  • Estado lamentable de suciedad y mal mantenimiento de la Ciudad.
  • Desorganización de los servicios municipales.
  • Falta de talante democrático al no ejecutar actuaciones aprobadas por la mayoría del pleno.
  • Falta de suficientes medios para políticas sociales ante las situaciones de emergencia que existen.
  • Falta de políticas municipales facilitadoras del empleo.

A esta situación hay que añadir un factor que está generando un clima social de gran crispación en la ciudad: la actitud del actual Alcalde.

El Alcalde en lugar de ejercer como representante de toda la ciudadanía ha generado situaciones de falta de respeto a quienes ejercían sus derechos cívicos; ha dificultado la libre emisión de ideas de los representantes de los grupos municipales de la oposición; y ha ejercido sus cometidos tomando decisiones contrarias a acuerdos mayoritarios del Pleno de la Corporación, incluso persiguiendo judicialmente a concejalas y concejales de la oposición utilizando medios públicos.

Pleno tras Pleno, además, vemos cómo utiliza la Presidencia de manera partidista e intolerante, interrumpiendo las intervenciones de los grupos de la oposición y faltando al respeto a los representantes de la ciudadanía.

Y pese a estos acuerdos del Pleno, el Alcalde se niega a dimitir, lo que nos obliga a dar un paso más para reconducir la situación y retornar a una convivencia democrática y de respeto a todas las personas.

Ha llegado el momento de presentar UN ACUERDO POLÍTICO DE GOBIERNO PARA LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA Y LAS POLÍTICAS DE PROGRESO PARA ALCORCÓN. Es necesario, además, que se plasme a través de una moción de censura que posibilite la elección de un nuevo Gobierno de la ciudad:

ACUERDO POLÍTICO DE GOBIERNO PARA LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA Y LAS POLÍTICAS DE PROGRESO PARA ALCORCÓN

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies