El colegio concertado Juan Pablo II promueve el racismo y la homofobia

El colegio concertado Juan Pablo II promueve el racismo y la homofobia

El Juan Pablo II, colegio de Alcorcón sostenido con fondos públicos que separa a alumnos por sexo en las clases, a propósito de la carta de bienvenida al nuevo curso enviada a los alumnos y sus familias.

Ante la carta homófoba y racista que el colegio Juan Pablo II de Alcorcón ha enviado a las familias, que tienen allí matriculados a sus hijos el grupo Ganar Alcorcón, queremos dejar clara nuestra total repulsa a dicho contenido, la intencionalidad y la filosofía pedagógica que lo ampara. Ya que vulnera no solo los principios democráticos en los que debe establecerse la educación de alumnos y alumnas sino que atenta contra los derechos constitucionales en sus principios más básicos e imprescindibles.

La carta de bienvenida del Colegio Juan Pablo II viene enmarcada en un contexto de incitación a la homofobia desde el Alcalde de Alcorcón, David Pérez. Así, este se ausentó premeditadamente de la votación de la Ley Protección Integral contra la Discriminación por Diversidad Sexual y de Genero en la Asamblea de Madrid por motivos ideológicos, ley mencionada en la carta de dicho colegio concertado.

Es el sentido de los derechos constitucionales en el que exigimos, por una parte a la Comunidad de Madrid, que no establezca ningún concierto que sirva para pagar con dinero público este centro ni ningún otro que enarbole prácticas antidemocráticas. Porque aunque la LOMCE justifique la libre elección de centro el primer marco legal en el que debe moverse es el de la Constitución. También  exigimos a la Comunidad de Madrid que emprenda las acciones legales oportunas para responsabilizar de dicha actuación al colegio Juan Pablo II de Alcorcón. Y por otra parte, exigimos al Gobierno Municipal que muestre su repulsa a la carta enviada por este colegio concertado a las familias, que exija una rectificación pública al mismo y que anule y evite, en lo sucesivo, cualquier convenio con este centro que pagamos con dinero público en sus enseñanzas obligatorias; como el convenio establecido por David Pérez con este centro concertado para la realización de las prácticas de FP en diferentes especialidades en el Ayuntamiento de Alcorcón. Mientras tanto la Administración Educativa muestra su desprecio con la FP en los institutos públicos. Y, exigimos que el equipo de gobierno se comprometa a defender auténticamente la libre elección de centro, máxime cuando hubo familias que en este curso no se les concedió la posibilidad de matricular a sus hijos en centros públicos y se les derivó al dicho colegio concertado Juan Pablo II de Alcorcón.

photo_2016-09-28_09-03-44